La búsqueda de financiación.

Un problema común a la obtención de préstamos y la entrada de nuevos accionistas es la búsqueda de las personas o entidades dispuestas a aportar dinero en forma de préstamos o en forma de entrada en el capital de la compañía.
Para que un inversor opte por financiar una compañía, deben cumplirse varias  condiciones:
  • el inversor debe conocer la existencia de la compañía y la necesidad que ésta tiene de una financiación;
  • el inversor debe tener alguna idea de lo que puede ganar a partir de su inversión. También tiene que tener una idea de los riesgos de perder parte o todo su capital;
  • por último, la financiación debe ofrecer un modo claro de finalización de la inversión: un plazo concreto de pago o cierta garantía de reventa del producto en el que se materializa la inversión.
Para muchas pequeñas o medianas compañías, la búsqueda de posibles financiadores queda reducida a entidades bancarias y familiares o conocidos. Es la propia empresa la que comunica a los posibles financiadores la necesidad de capital que tiene, acudiendo a una oficina bancaria, consultando préstamos por internet o bien hablando personalmente con quien podría aportar un dinero.
La financiación a través de entidades bancarias suele amoldarse a unos modelos preestablecidos. Las entidades bancarias realizan un estudio de viabilidad del préstamo y realizan una oferta en unas condiciones relativamente fijas que la compañía puede aceptar o no aceptar.
Si la financiación se produce a través de familiares o conocidos, el plazo de devolución y la forma de pago se acuerda de forma personalizada. Una forma de financiación común es la entrada de los familiares o conocidos en el capital de la compañía, de forma que participan de los posibles beneficios futuros de la misma.

En empresas mayores, se utiliza también la financiación a través de entidades bancarias, que pueden ofrecer en estos casos productos más complejos y en los que hay una personalización y especialización mayor basada en el perfil concreto de la compañía y el mercado en el que opera.
En estas compañías también se dan operaciones de entrada en el capital de nuevos inversores a partir de contactos, anuncios o la intermediación de compañías especializadas en gestión de operaciones de capital.

Una forma de financiación que suele ser propia de grandes compañías es la financiación con la emisión de acciones o de deuda negociables en un mercado. La emisión de deuda, además de ser utilizada por grandes compañías, es un medio de financiación de instituciones públicas incluyendo regiones o estados.

Enlaces
      Los valores mobiliarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario