La subasta de Deuda Pública.

La deuda pública en España se compra mediante subasta. Los inversores pueden hacer peticiones hasta las 13,00 horas (12,00 horas en Canarias) del penúltimo día hábil anterior al de la celebración de la subasta. Estas peticiones se realizan en una sucursal del Banco de España, en un banco, por teléfono o por Internet.

En las subastas de deuda pública en España es posible acudir con peticiones de dos tipos: competitiva y no competitiva.
Las peticiones competitivas son las que solicitan un volumen de títulos a un precio concreto. El precio se fija con un porcentaje de descuento sobre el nominal o un tipo de interés para los cupones.
Las peticiones no competitivas no deciden un precio concreto. Simplemente solicitan un volumen a comprar.

En la subasta, se considera el volumen total de peticiones competitivas y no competitivas y se decide un volumen concreto de emisión. El reparto de la emisión se hace entonces de la siguiente forma:
  • Se reserva una parte del volumen a emitir para las peticiones no competitivas.
  • Se reparte el resto del volumen de deuda a emitir entre las peticiones competitivas, empezando por las que ofrecen precios más altos.
  • Una vez repartido el volumen entre las peticiones competitivas, se calcula el precio medio de ese volumen repartido y se aplica ese precio a las ofertas no competitivas.
Ejemplo. Supongamos que para una subasta de letras del tesoro hay ofertas no competitivas por 60 millones de euros. Hay ofertas para comprar 100 millones de euros al 98.30%, para comprar 120 millones de euros al 98.10% y para comprar 200 millones de euros al 97.65%. El Estado, dedice emitir letras por 350 millones de euros.
60 millones de euros quedan reservados para las ofertas no competitivas. 290 millones de euros se comienzan a repartir a partir de la mejor oferta.
Se asignan 100 millones de euros al 98.30%. Quedan 190 millones de euros por repartir.
Se asignan 120 millones de euros al 98.10%. Quedan 70 millones de euros por repartir.
Se asignan 70 millones de euros al 97.65%. El inversor que ofreció comprar 200 millones de euros a ese precio, finalmente sólo va a poder comprar 70 millones porque otros inversores han pagado más dinero.
Se calcula el precio para las ofertas no competitivas: (100 x 98.30 + 120 x 98.10 + 70 x 97.65) / 290 = 98.06%. Se ofrecerán 60 millones de euros a un precio de 98.06%.
Además de mediante subasta, puede emitirse deuda a un precio prededefinido (oferta pública). Tras una subasta, puede abrirse un plazo de suscripción pública en la que se pueden hacer nuevas peticiones de suscripción al precio de la subasta para las peticiones no competitivas.

El mercado secundario de deuda pública en España.
Además de en la subasta, en España es posible comprar y vender valores de deuda pública antes del vencimiento usando el mercado secundario. La operación en el mercado secundario se realiza a través de intermediarios financieros o bien operando con un agente autorizado directamente sobre el Mercado Electrónico Bursátil de Deuda Pública, gestionado por Bolsas y Mercados Españoles dentro de la plataforma de operaciones de renta fija (http://www.bmerf.es) .

Enlaces
      Prima de riesgo y agencias de calificación.
      El mercado de deuda pública en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario